El cristal templado es utilizado en todos los montajes de cristal donde una potencial rotura represente peligro. Esto es debido a que se considera uno de los cristales seguros gracias a que es más fuerte y duro que el vidrio normal y no se rompe en pedazos peligrosos con puntas. Es un material poco elástico, lo que ocasiona que, cuando se rompe, lo haga en pequeños trozos redondeados, eliminando el peligro de alguna cortadura.

Su resistencia a la temperatura es bastante alta porque es fabricado bajo un proceso de alto calentamiento y rápido enfriamiento. ¿Te has preguntado por qué se usa en espacios donde hace mucho calor, como la puerta de un horno? Es justo por esta característica.

Es un cristal muy versátil, ya que puede colocarse en puertas, mamparas, escaleras, entre otros. Y su manera de romperse es muy particular porque, al recibir un impacto, la ruptura se propaga y fractura toda la pieza a diferencia de un vidrio tradicional que se rompe de forma localizada.

Como puedes darte cuenta el cristal templado es una excelente opción para colocarla en tu hogar gracia a que tiene distintas aplicaciones y a que es seguro. Contáctanos y pregunta por el tipo de trabajo que quieres que realicemos en este material. Será un placer atenderte.